lunes, 23 de febrero de 2009

Un pito de caña… (Este post contiene premio, pero hay que leerlo entero, haced el favor, ehn?)

Un pito de caña, al caldero, viento de poniente, al caldero, vengan las murallas, al caldero, los bracitos del puente, la luna por la caleta, las torretas… y remueve, y remueve que esto se ha acabao, tacita de mis entrañas otra vez me has embrujao…

Yo diría que el carnaval de Cádiz es una mezcla de mascarada, poesía, cante y obra de teatro (comedia o tragicomedia) cargada de cantidades ingentes de ironías, dobles sentidos, crónica y crítica punzante del contexto social y político de la ciudad sobre todo, pero también del país y del mundo en general. Pero probablemente resulte una definición demasiado pretenciosa, más bien un ejercicio académico un tanto pedantorro. Así que, como es carnaval, no me voy a poner en ese plan. Blan, blan, que diría el Libi. Y diré que probablemente la receta del carnaval de Cádiz se acerque más a la que Antonio Martínez Ares diera en su comparsa El Brujo (1995) y que os cito al principio del post. Es algo especial que se da en la tacita de plata, parte de la personalidad del pueblo de Cádiz. El carnaval es un pito de caña, vestirse de mamarracho, aunque sea con dos coloretes, salir a la calle y luego allí, no hartarse nunca de coplas y papelillos, de escuchar las pamplinas de los graciosos, y disfrutar. Las agrupaciones (chirigotas, comparsas, coros, cuartetos y romanceros) que pueden verse en el concurso oficial y en la calle (durante la semana de carnaval que acaba de empezar pueden encontrarse en cualquier esquina), cantan las penas y las alegrías de la ciudad, o hablan de las pasiones del autor que son las mismas de los que les oyen (el nacimiento de un hijo, la muerte de un ser querido, los problemas de la juventud), o cuestionan con fina ironía la sociedad y la política, o ensalzan los rinconcitos de la ciudad como la playa de la Caleta, y sobre todo se cachondean de lo que haga falta, hasta de sí mismos (como botón, esas letras a la pereza crónica de los gaditanos). Son letras cargadas de sentimiento, crítica y gracia, al compás de guitarra y bombo, de la bandurria en los coros, o simplemente de los nudillos en la barra de un bar. Y son interpretadas dentro de ese segundo pellejo del gaditano que es un disfraz. Mucho arte, vamos, como diría algún profeta de por aquí…

Eso sí, desde mi posición de aficionado carnavalesco (ojo, nada de experto), quiero dar una serie de babuchazos (gaditanismo equivalente a tirón de orejas, pero doliendo más). El primer babuchazo para el chauvinismo de algunos letristas de agrupaciones a veces acaramelados hasta el empacho con la ciudad, y cierta tendencia peligrosa en los últimos años a olvidarse de los problemas que la aquejan, así como de cuestionar la política y la economía. Menos mal que sigue habiendo algunos autores que se mantienen críticos en sus letras contra esta postura. Un segundo babuchazo para los dirigentes que se empeñan en poner en práctica el plan “Pan y carnaval”, porque es cierto que hay que disfrutar con la fiesta, pero ojo con eso de comprar a las masas con carpas y cabalgatas, que por muy tacita de plata que sea Cádiz, plata entra poca (hablamos de la ciudad con más paro de Europa). Pero también un tercer babuchazo para el conformismo de muchos gaditanos. Las letrillas críticas del carnaval son un excelente caldo de cultivo que, por qué no, podría dar paso a una mayor acción social y política. Que Cádiz tiene que salir de tanta pobreza, hombre. Y un cuarto babuchazo para mí, que no me puedo aguantar, que me meto en camisa de doce varas (doce, por aquello del compás carnavalesco del tres por cuatro - ¡¡¡qué chiste más maloooooo!!!!), que acabo sacándole punta a todo. Empiezo glosando el carnaval y termino jacheando de sus cosas malas. Pero el carnaval es eso. Miren si no: disfrazarse es convertirse en otro, olvidarse de los prejuicios sociales, ver las cosas desde otros puntos de vista. Es poder cuestionarlo todo, la libertad pura y dura. Es reírse de uno mismo… pero también cuestionarse a uno mismo. Me parece a mí, vamos. Ay! Carnaval, Carnavaaaaaaaal!!! Carnaval te quieroooo… Como decía el Peña, no tirarme bocadillos de jamón, que me puedo mosquear…

Babuchazo de bonificación para las incontinencias y los incontinentes uréticos callejeros. El que lo coja pa él.

… … …

Veredicto del jurado equilibrado: En la ciudad de Cádiz, faltando un cuartito de hora pa las diez, el jurado decide otorgar el primer premio a todos los que hayan aguantado hasta aquí este post tan largo. Y al que no lo haya hecho, ya lo cogeré en la calle… tarde o temprano… Y al que se haya saltado todo el texto hasta el final buscando el premio, (sí, sí, tú, que te crees que no me doy cuenta), ya lo cogeré también… Que no hombre, que no… que es broma, que estamo en carnaval.
Para los ganadores... que nooooo, que es para todo el mundo, aquí está el premio: este lote carnavalesco. A disfrutarlo:

















Espero que os haya gustado. Pronto más (bueno, si tengo tiempo)...

7 comentarios:

ada dijo...

Lo que se dice leer, he leído, pero no he visto los vidios , así que me voy sin premio.
Ya será otro día.
Abrazos

Equilibrista dijo...

Cuando te apetezca, ada. Espero que te guste la selección de videos. Ánimo con la nueva aventura bloggera...

Pedro dijo...

Para el año que viene habrá que proponerte como pregonero; vaya repaso que has hecho, chaval. Para ti va mi aplauso, y eso que no me gusta el Carnaval.

genialsiempre dijo...

Pedazo de ejercicio sobre el Carnaval, pero lo que más me ha gustado ha sido la ilustración final. Las he repasado todas, todas...así que me he llevado el premio.
Muy bueno!!

José María

Noelplebeyo dijo...

Que bueno el carnavla de cádiz...Para mi el histrion de una ciudad!!!!

Lo echo de menos

Mar dijo...

Oleee!!! pos yo tambien tengo premio ademas los he visto varias veces con los niños, nos encantan las chirigotas, graciasssssssss

Besitosssssss

Ana dijo...

Suscribo a mi querido Pedro!
Pedazo pregonero estás hecho!! Guau!!
Dónde hay que firmar para proponerte??
Elegante y contundente (me ha encantado el tema "babuchazos"!:)
Por no hablar de la fina prosa, ácida y bien hilada, hum!

Que conste que NO quería pasarme por aquí en estas fechas tan de Cádiz! y eso que mi reader me gritaba cada día que te abriera que me iba a gustar! pero es que hace años que estoy deseandito ir a los carnavales de Cádiz y este año tampoco ha podido ser.

Y ahora aquí me tienes, comiéndome las uñas (que buenísimos los videos que nos has colgado! Gracias!), llorando por los rincones y flagelándome con saña por tener la economía hecha unos zorros y tener (otra vez) que disfrutaros a distancia (snif!).

Un placer haber vencido mi dolor (añoranza) y haberle(te) hecho caso a mi reader.

Besos "disfrazados" y ronroneos de gusto para ti, pregonero.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...