martes, 23 de noviembre de 2010

Con el maestro

Cuando estoy triste, recuerdo algunos momentos de mi infancia. Uno de esos momentos es el de leer los cómics de Mortadelo y Filemón y los de otros personajes de F. Ibáñez. Es increíble lo que me ha hecho disfrutar este tío y  la de cosas que me ha enseñado. Ahora que lo pienso, este pintamonas (no lo digo yo, lo dice él mismo en sus viñetas) ha hecho en cierto modo que hoy yo sea como soy. Que hoy tenga una determinada forma de ver las cosas, y que tenga un determinado tipo de sentido del humor. El sábado lo vi en persona en el Corte Inglés de Jerez. Como a todas las personas que estábamos allí, me firmó un ejemplar de Mortadelo y me hizo un dibujo del personaje como dedicatoria. Un tipo sencillo, humilde, y que se conserva como nadie (a pesar de los 74 años que gasta el andoba), dispuesto a sonreír y a bromear con todo el que se le acercaba. "Tantos años con sus historias", le dijo mi tío que venía conmigo y que por cierto es tocayo suyo. Dice Rafiky (compi de las letras que le vio en Córdoba antes que yo) que le brilla la calva igual que cuando se dibuja a sí mismo en los cómics. Si alguna vez me quedo calvo me gustaría lucir la plana tan bien como este hombraco. Aunque yo no pude fijarme mucho en su calva. Cuando subí a su lado no supe ni qué decirle. Con los nervios sólo supe sonreír, bueno, sonreía yo en la versión más "niño" que tengo dentro. O como se diga. Fijaos que aunque me veáis guarreando este blog con mis garabatos en verso y mis chismes en prosa, durante mi infancia y mi adolescencia yo nunca tuve un maestro novelista o poeta que me enseñara desde sus páginas. Ni lo tendré. Sin duda muchos me enseñarán cosas, pero mi maestro... Mi maestro es este tío.

Cuando terminó la dedicatoria, le di la mano y las gracias. Por la firma y por todo. Me quito el sombrero, maestro.

10 comentarios:

Pedro dijo...

¡Qué envidia, tío! Has estado con el creador de la T.I.A.
Me pasa como a ti, también crecí y me emancipé(o lo intenté) con las enseñanzas y la sabiduría de este hombre. De hecho, uno de mis hobbys de niño era dibujar a Mortadelo con todos sus disfraces. Tenía decenas de cuadernillos llenitos a rebosar de disfraces y disfraces, aún soy capaz de dibujar el careto del Morta de memoria, de las veces que lo hice de pequeño.
Desde aquí mi aplauso para F. Ibañez al que admiraré siempre, y también para ti por traérmelo a estas alturas.
Gracias.

Equilibrista dijo...

¡Qué bueno, tío! Qué guay lo de que dibujaras a los mil y un mortadelos. Yo lo intentaba, lo que pasa es que dibujar, dibujo menos que un pingüino manco, xD Bueno, en los últimos tiempos he mejorado un piquitlín. Lo acojonante es que antes que mi generación y antes que la tuya, ya había encandilado a los que eran niños antes que nosotros. 52 tacos cumplieron Mortadelo y Filemón en este 2010 (dentro de poco harán 53). Y que sigan muchos años!!! Viva Ibáñez y Vivan Mortadelo y Filemón!!!

Pilar dijo...

A mi tambien me gustan el Morta i el File. Los conozco desde que nacieron...Bueno, desde que mi capacidad de razonar me dijo que existían. No está mal el maestro que has elegido. El umor inteligente enseña mucho.

Equilibrista dijo...

Claro que sí Pilar! El humor inteligente te enseña mucho: por ejemplo a desmitificar y desmitificarse uno mismo. La parodia inteligente quita al miedo al que manda y al que hace el mundo injusto. Más humor y menos melodrama nos haría falta, ¿no? Para mí, el humor es la categoría más elevada del arte, por ser la más difícil. ¿Qué pensáis?

Noelplebeyo dijo...

pues sí...un señor que creó realidades a dibujo...

todo un mérito

Rafiky dijo...

Jajaja ¡Sabía que ibas a escribir una entrada sobre el día de las firmas! Me alegra ver que pudiste ir al final. Yo tengo ahí mi autógrafo guardado como si fuera un tesoro, aunque veo que a ti te hizo un Mortadelo diferente. El mío tenía una telaraña colgando de la nariz.

Yo también crecí leyendo sus tebeos, con ellos aprendí a leer (como muchos), y también garabateaba sus dibujos y me inspiraron de chico para dibujar cómics. Cualquier día en el futuro los retomo. ¡Un abrazo!

P.D: En cuanto a que no se pueda acceder a mi blog, no lo he suprimido, sino bloqueado porque estoy mal de tiempo e ideas (aunque tenía cosas programadas hasta enero), y necesito desconectar e inspirarme (y hacer más deporte, que como siga así, voy a parecer un clon de Florentino Fernández). Pero eso sí: Volveré...Mientras, seguiré disfrutando con las aportaciones de los compis, ¡sigue así!

María Dolores dijo...

Me ha encantado como has sabido distinguir a tu maestro. Yo no fuí una fiel seguidora de estos personajes aunque algo sí que formaron parte de mi vida.

Veo como has puesto un caudal de verdad en tu comentario y puede que este señor tenga muchos reconocimientos pero el tuyo me ha emocionado a mí, imagino lo que le habría emocionado a él.


Me das una lección, los verdaderos maestros no son los que siguen las programaciones establecidas y dentro del gran escritor que ya eres hay una persona extraordinaria. No sé si llegarás a ser famoso o no, este mundo es complicado, pero para mí de alguna forma pese a la edad que nos separa y todo un mundo de vivencias también eres mi maestro.

Un beso,

Loli.

JODIDOS (la minina y el sietemesino) dijo...

Hola, me he dado una vuelta por tu blog y me gusta bastante. Aprovecho para dejarte la dirección del mío por si te apetece hacer una visita:

http://hayquejodersepuntocom.blogspot.com/

Un saludo.

tangai dijo...

Recuerdo que saltaba de uno a otro: Tintín y Milú, Mortadelo y los románticos cómics de Esther (¿alguien recuerda?).
Me encantaba cuando en los de Ibáñez aparecía un bichillo en un rincón de la viñeta, cuando terminaban todos aplastados y desarmaos al final, los tortazos que se llevaba el jefe...
Los cómics... todos, son geniales.
Enhorabuena David por ese acercamiento que te hacía tanta ilusión.

Equilibrista dijo...

Raf, el que le hizo a mi tío era disfrazado de foquita (a ver si le hago fotos). Me tienes que enseñar el tuyo!!!

Menos mal que no has cerrado el blog, te iba a escribir para preguntarte. Echo de menos tus historias, que me gusta leer tus textos y tus ocurrencias. No te aflorentines mucho (yo tb debería hacer deporte que soy un vago en ese aspecto xD) Un abrazo!!!

Gracias Loli. Yo no sé que soy y e gustaría ser tantas cosas que nunca me aclaro. Pero me alegra que te guste lo que escribo y que lo sigas. Yo tb aprendo mucho de ti.

Jodidos, bienvenidos :) seguiré vuestro blog que he visto que tiene buena pinta.

Tangai, sí, lo del bichillo era muy gracioso, jeje, o las colillas, o las telarañas o la misma firma de Ibáñez que adquiría vida propia jejeje. Las viñetas están llenas de vida.

Tintín tb fue mi compañero en la adolescencia, lo mismo que Astérix :) A Esther no la conocía hasta hace poco que pusieron un reportaje en el telediario, pero seguro que alguna de por aquí se acuerda. Me tocó vivir las historias románticas en el manga (Marmalade Boy, Ranma o Sailor Moon)

Saludos
Deivid

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...