domingo, 1 de mayo de 2011

Juan Salvador Gaviota



Hoy os proponemos que cerréis los ojos y dejéis volar la imaginación sin ponerle obstáculos. Imaginemos que estamos en el mar cerca de la playa, pero no en la arena, ni en el agua, sino planeando a varios metros de altura sobre las olas. Como si fuéramos un pájaro. Como estamos usando nuestra fantasía, y todo es posible, vamos a desplegar nuestras alas. Sentimos como la brisa fresca de la mañana oxigena nuestra mente. Poco a poco vamos ascendiendo, ascendiendo y ascendiendo hasta tocar las nubes. Nos detenemos, respiramos profundamente y nos lanzamos en un picado con la rapidez de un relámpago. Nos abalanzamos hacia la superficie del mar a toda velocidad, pero justo antes de estrellarnos hacemos una pirueta y retomamos el vuelo en armonía con el viento como en un baile, en una coreografía.

Este mismo ejercicio haría las delicias del protagonista de nuestro libro de hoy: Juan Salvador Gaviota. ¿Y quién es este Juan Salvador? Pues Juan Salvador como su propio nombre indica es una gaviota, pero no una gaviota cualquiera. Juan Salvador Gaviota no se contenta con quedarse a pocos metros de la costa ni con rapiñar peces de los barcos pesqueros. Esa vida a nuestro protagonista le parece muy aburrida. La verdadera pasión de Juan Salvador es volar, volar lo más alto posible, de la manera más bella y armoniosa que su cuerpo de gaviota le permita. Al principio se estrella estrepitosamente pero con el tiempo consigue hacer picados cada día más altos y a mayor velocidad, giros sinuosos, piruetas, loopings, acrobacias… Pero por desgracia esta idea le crea enemistad con sus congéneres, puesto que es algo que va contra la ley de la bandada. Y Juan Salvador acaba condenado al exilio. Pero son tantas las ganas de volar de esta gaviota que él sigue con sus altos vuelos y acaba avistando lugares nuevos que ninguna gaviota de su bandada se habría planteado siquiera. Con el paso del tiempo, Juan Salvador conoce a otras gaviotas con sus mismas inquietudes, verdaderos maestros que le enseñan a volar con seguridad, confianza y belleza.

Nuestro libro de hoy es una fábula que mezcla en tan sólo 30 páginas una bella narración con una reflexión sobre la vida y la filosofía de vivir. Fue escrito por el americano Richard Bach, que asegura que el relato le llegó como una revelación. Fue publicado en 1970 obteniendo un gran éxito entre el público, pero sigue igual de fresco en la actualidad. Es un relato que nos invita a hacernos preguntas sobre lo que somos y lo que queremos ser, pero sobre todo es un canto a la superación personal y a la libertad de elección y de pensamiento frente a los convencionalismos y las normas sociales a menudo desfasadas y enquistadas.

Y es que es tanta la dedicación y tan ávido el deseo de aprender de nuestro protagonista que incluso consigue viajar dentro de su propio espíritu y llegar a mundos que sólo se pueden alcanzar con la imaginación y con la mente. Si queréis saber cómo, sólo tenéis que desplegar las alas y volar entre las páginas de nuestro libro de la semana: Juan Salvador Gaviota.

Ejercicio para la Escuela de radio en el centro Box.

2 comentarios:

Montxu dijo...

¡Caray! que ganas de surcar la mar. Sentir la sensación.

Saludo

Equilibrista dijo...

Bienvenido Montxu! Me alegro que te haya gustado. El libro es estilo new age, quiere transmitir enseñanzas y revelaciones, cosa que puede que te guste o que te disguste.

En todo caso, me lo pasé bien haciendo este ejercicio para el taller de radio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...