jueves, 28 de enero de 2010

Soneto a la Aceituna (R)

(R) de repetición (o de otra ronda), porque lo he publicado recientemente en el blog de Letras Libres. Quería dejar este platito de versos aquí también, para el que no los haya probado allí... Espero que aproveche...

Esperanza es su color de retoño
luego el tiempo de moreno la broncea
va naciendo cuando el frío aún colea
se va de casa al llegar el otoño.

Por Cádiz, por Madrid y hasta en Logroño
los buenos paladares la saborean
si la pruebas de niña te amargujea,
te arruga toa la boca y dices: ¡coño!

Es un tesoro su sangre dorada
por su nombre hay quien dice que es moruna,
mas su origen es cosa delicada.

Seguro que no te comes sólo una,
si en aliño la tomas preparada
y su nombre ¡pues claro!: la aceituna


A mi amiga Berta,
amante de las amarguras de las aceitunas
y de la vida


Y de regalo, en esta dirección de abajo hay una colección de poemas olivareros, aliñados por autores reconocidos como Lorca, Alberti o Antonio Casares... Una auténtica delicia...
Disfruten, que la casa invita, jeje

6 comentarios:

genialsiempre dijo...

Pero podías añadir una rondita de cerveza para tus seguidores, que lo leemos en los dos blogs.

José María

Equilibrista dijo...

Marchandooooooooooooooooooooo...

jejeje

Antonio Fassa dijo...

Tengo que darte las gracias por escribir sonetos.

Rompo una lanza a favor de los sonetos porque, tampoco viene nada mal beber de nuestros clásicos en un momento en el cual abundan demasiadas "performances literarias"(casi siempre subvencionadas) al gusto snob de nuestros modernísimos políticos(ZP y demás fauna).

Vivan los sonetos... y... las aceitunas!!!

loose dijo...

Ummmm...con un buen tintito con limón, sentados al solecito de una terraza de un chiringuito de las playas de mi Cái de arenas doradas...

Besitos.

Mar dijo...

Hola guapo vengo a darte un beso de buenas noches, esas aceitunas tienen buena pinta jajaja

Besitosssssssssss

tangai dijo...

oye Deivid, dedícamelo a mí también, que me encantan las aceitunas, que todas las semanas compro un tarro grande, que me zampo yo solita, jeje...un día os venís, y me ayudais.
Me encantó el soneto, me sorprendes cada día.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...