jueves, 23 de agosto de 2012

El gallo que sube y se la sacude


"Sé que no tiene nada que ver pero lo tengo que decir: Vaya coñazo y tostón la canción del gallo sube, uf... no puedo con ella, ya os contaré ya..." Esta posdata la escribía yo en 2010 en la felicitación que subí al blog por el día del libro. Pues bien, no hagáis caso a estas palabras escritas bajo la ofuscación. El paso del tiempo y las mútiples escuchas han propiciado lo que para mí es una revelación: que estamos ante uno de los más grandes temas que ha dado la música en español. En este verano de 2012 me he dado cuenta de la poliédrica riqueza, el sutil verbo, la magnánima expresión de "El Gallo Sube". Recomiendo de corazón la experiencia de escucharlo y bailarlo en la próxima reunión social, familiar o de trabajo, cumpleañera o de barbacoa, sin olvidar la realización de cada uno de los pasos. Soltarán de una sola tacada todas las inhibiciones que les haya impuesto la dura vida a lo largo de los años. Véase este ejemplo:





"Pero quién pudiera tener la dicha que tiene el gallo... Racatapunchinchín. El gallo sube. Echa su polverete. Racatapunchinpun. Y se sacude... Ya verás paloma, que no hay gavilán, ya verás paloma, que no hay gavilán, que a ti te coma" No tiene precio, ¿verdad? Pero, ¿qué significa eso de "subir el gallo"? No he podido contrastarlo pero imagino que se refiere a cuando el gallo alza su voz al cantar, y luego se sacude echando tierra para atrás con las patas. Quizá podríamos aventurarnos a opinar que se trata de sutiles metáforas sexuales, pero podríamos pecar de malpensantes. Fíjense si no en la segunda parte del estribillo, en la cual podemos apreciar el compromiso (de más que probable raigambre bionatural y ecologista) para con la supervivencia de las palomas.

Pero, ¿de dónde viene este tema de El gallo sube?
No he podido encontrar en la red información ni consenso sobre el autor de esta obra. Lo que sí parece claro es que El Polvorete, que ese es su título auténtico, tiene su origen en la música mexicana debido esto a sus resonancias rancheras. Atendiendo al siguiente video¿clip?, por la longevidad de las imágenes me inclino a pensar que se trata de Vicente Fernández, cantante y actor del país de los burritos.


Sin embargo, hay comentaristas que son críticos a ese respecto, pues afirman que el señor Fernández no es autor sino sólo intérprete de sus canciones. Otra de las posibilidades es la del cantante, presentador y ególatra profesional Pepe Benavente. Este polifacético y polidimensional artista canario, autoproclamado como Voz de las Islas, es el equivalente de aquellas tierras a nuestro Bertín Osborne en el sur de las Españas. Oigamos su versión, otra de las más difundidas. Y llegó, eso, y dice así...


En youtube pueden encontrarse multitud de versiones y videos del Polvorete. Exste incluso una versión dance apta para discotecas poligoneras y delicia de la muchachada. De todas estas revisiones del clásico, destacaré una: la del Grupo Triunfo, de Galicia, que en el video que os cuelgo a continuación parece demostrar que esta canción carece totalmente de connotaciones sexuales. Cómo si no iban a invitar a cándidas almas infantiles a bailar y cantar junto a ellos. Observen cómo la cantante realiza esos graciles bailes, esos gestos carentes de malicia y cómo muestra con total naturalidad y candor su ropa interior femenina. Sí es que merecería un galardón entregado por Leticia Sabater, la mayor musa infantil que ha parido nuestra nación. Al ritmo de la nocheeeee...




La versión que conocí es en cambio otra: una actualización aflamencada factura de Los del Río, artífices de La Macarena, uno de las canciones más importantes de la música española, qué digo de la música, una de las mayores obras de la cultura patria. Esta versión tiene algunas variantes, pues añade un par de estrofas al conjunto.

El gallo en el gallinero se sacude, se sacude.
Yo me sacudo contigo y entremedio de las nubes.
Entremedio de las nubes donde la vida es más vida,
cuando me dices te quiero te pareces a las gallinas.

Yo tengo un corral en mi casa que está lleno de gallinas.
Que tienen a mi gallito tumbao por las esquinas.
El gallo que es muy travieso no se cansa de jugar.
Las gallinas muy contentas esperando siempre están.

Si esto no es poesía que bajen Alberti, Quevedo y Espronceda y me lo digan a la cara si se atreven. La otra variación radica en la segunda parte del estribillo, que en este caso reza así: "Ya vendrá paloma, vendrá el gavilán. Que a tí te coma." Me quedo perplejo y con los vellos de punta ante el polimorfismo de estas palabras, ante el crisol de interpretaciones desde lo excelso hasta lo arrabalero que pueden dársele. Si es que Los del Río son mucho Los del Río.



Ay, las plumas de punta se me ponen al escuchar esos maravillosos coros. En su momento no conocía a los autores de esta versión, pero gracias a la red que todo lo sabe lo he averiguado, congratulado ante el descubrimiento de que sean estos artistazos de nuestra Andalucía los artífices.

¿Y cómo conocí yo el polvorete? Pues se lo debo a mi profesor de prácticas de un curso de monitor sociocultural, gran educador y gran ser humano al que le agradezco haberme convertido en la persona extrovertida, desinhibida e impulsiva que soy hoy. Antes era un tímido pato mareado y ahora soy capaz de bailar gustosamente cualquier cosa. Si es que me emociono y todo al recordarlo. No puedo olvidar aquellas jornadas de baile ataviado con un gorro parecido a éste. Desde esta tribuna te digo, mi querido profesor y amigo P***: ¡Muchas gracias! ¡Gracias por haberme esculpido así! Supiste encontrar el diamante en bruto que hay en mí. Gracias de verdad, de corazón.

Eso sí, una cosa tengo que decirte y confesarte, P***. Y es que hay un gallo diferente que me conquistó desde mi más tierna infancia, así que lo siento en el alma, pero no hay otro que pueda subírsele encima. Nadie podrá ocupar jamás su sitio en el corral de mi corazón: Koki tu siempre serás el rey. Vamos chicas y polluelos, todos a bailar...


5 comentarios:

Anónimo dijo...

El autor es el colombiano Manuel Salvador González y quien popularizo "El Polvorete" es el cantautor colombiano Lisandro Meza a fines de la década de los '70s.
Registro Discos Fuentes (Colombia)
http://www.oocities.org/es/canonazosweb2/discografia/discografia-1971-1980.htm

Anónimo dijo...

El compositor es MANUEL SALVADOR GONZALEZ BEDOYA y asi esta registrado en la Sociedad de Autores y Compositores de Mexico , pero su nacionalidad es colombiana es el hermano mayor del primera interprete de este tema la Colombiana Lycy Gonzalez Bedoya apodada "La Cieguita de Oro" cantante tambien de reconocidos temas del folclor costeño colombiano como "Sonia" grabada despues por la BILLOS CARACAS BOYS y en especial "la Aventurera"grabada en ritmo de porro "La Tabaquera" grabada tambien por BILLOS despues la grabaria Lisandro Meza en ritmo de Vallenato Sabanero , mas tarde la grabo Johnny pacheco en la voz de Rolando Laserie y luego Vicente Fernandez y me imagino que Chico Che y los demas pero evidentemente es un tema Colombiano , como muchas de Las "cumbias " mexicanas que es un ritmo muy diferente al ritmo cumbia original de Colombia.

Anónimo dijo...

las palabras el gallo sube , no, "subir el gallo" simplemente describen el hecho que este animal "Monta" a la hembra para producir la estimulaciónn , pero no hay que darle mayor connotacion
que esa.

Anónimo dijo...

Estimados, esa canción (El polvorete) es una canción de autoría colombiana, cuando habla de la dicha que tiene el gallo, que sube , hecha su polvorete y se sacude..... Echar un polvo o polvorete en varios países de suramerica es tener relaciones, tener un coito sexual... de allí la dicha que tiene el gallo, que sube... y se sacude...

reparayamadrid dijo...

La dicha que tiene el gallo, lo dice en broma para risas, polvo de gallo se usa despectivamente para hombres que no disfrutan ni hacen disfrutar a su mujer, es decir es mal amante, termina siendo cornudo. Es el decir del hombre caribeño colombiano que tiene fama de ser bien dotado y complaciente en estas actividades intimas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...